María Amor destaca en Talavera el reto de conseguir planes de igualdad eficaces

María Amor, técnica del Departamento de Mujer de UGT Confederal, explicó en la jornada del pasado 22 de mayo en Talavera de la Reina (Toledo) las nuevas medidas de igualdad incorporadas por el RD 6/2019 que se deberán aplicar en los centros de trabajo.

Para Amor, es fundamental que delegados, delegadas y el resto de trabajadores dominen las novedades relativas a los planes de igualdad en las empresas y al registro salarial, porque son dos vías de acción que dependen de los convenios y de la negociación colectiva a diferencia de otras medidas del decreto.

Planes de Igualdad y registro salarial

Afirmó que los planes de igualdad realizados hasta ahora no han contemplado la igualdad en las retribuciones y que, en su mayoría, han carecido de diagnósticos reales. Por ello el decreto ha modificado el artículo 28 del Estatuto de los Trabajadores, siguiendo la directiva de la Unión Europea en materia de igualdad, y ha establecido la necesidad de elaborar un registro salarial desagregado por sexo, categoría y grupo profesional.

“UGT siempre ha reivindicado que a igual trabajo, igual salario, pero para corregir la brecha salarial hace falta hacer diagnósticos que contemplen tanto la discriminación directa como la indirecta, y que pongan atención en las diferencias en los complementos salariales”, explicó Amor.

Por otra parte, la técnica señaló el “reto” que se plantea a las organizaciones sindicales, con 29.600 planes de igualdad que negociar de aquí a 2022 y con sanciones “irrisorias” de entre los 600 y los 6.000 euros en el caso de que las empresas se nieguen a acordar. “Necesitamos el apoyo de los Gobiernos”, afirmó.

Corresponsabilidad: permisos por natalidad, reducciones de jornada y lactancia

En cuanto a la corresponsabilidad, el decreto amplía los permisos por nacimiento para los padres a 8 semanas en 2019 hasta equipararse con el de las madres a 16 semanas en 2021. Según Amor, es vital que hombres y mujeres hagamos el mismo uso de los permisos, de la lactancia y que nos vayamos repartiendo más las reducciones de jornada “porque si todo esto recae solo en una parte termina teniendo consecuencias negativas en retribuciones salariales, horas extras y pensiones”.

El decreto establece además la obligatoriedad de que las empresas respondan en un máximo de 30 días a las solicitudes de la adaptación de jornada y amplía el permiso de lactancia para el otro progenitor. Por otra parte, elimina del Estatuto de los Trabajadores el permiso de dos días por nacimiento, aunque según detalló Amores, es un derecho contemplado y mejorado en múltiples convenios y, por tanto, aplicable.

Deja un comentario