UGT Cuenca urge a frenar la pérdida de población activa en la provincia fijando empleo

El crecimiento en torno al 20% de la ocupación en la industria y en la construcción de Cuenca es positivo, a pesar de que el sector servicios y el agrícola hayan destruido empleo por la debilidad de las últimas campañas.

UGT Cuenca tilda de negativos los datos de la EPA del 4º trimestre de 2019, que reflejan un descenso en la ocupación del 3,11% en la provincia respecto a 2018 y una subida de la tasa de paro del 0,92%, hasta alcanzar el 14,61%. Para José Azcoitia, secretario general de UGT Cuenca, los datos de la EPA son además preocupantes por la pérdida de población activa en Cuenca respecto a 2018, que ha descendido un 2,06% quedándose en 94.900 personas.

“Hay una diferencia clara entre los datos estatales positivos y los de CLM y Cuenca, donde siguen la tendencia inversa. Hay dos Españas, la industrializada que crea empleo y la interior que no lo crea al mismo ritmo ni con la misma duración en el tiempo”, ha afirmado Azcoitia.

Por ello ha sostenido que el aumento de la riqueza del país sigue sin traducirse en empleos ni en un reparto equitativo de la misma, debido tanto a la falta de medidas estructurales como a la persistencia de algunas muy lesivas, como las dos reformas laborales que UGT Cuenca insiste en derogar antes de elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

En esta línea Azcoitia ha destacado que según la EPA del 4º trimestre de 2019 la precariedad se consolida en el empleo y el desempleo. La tasa de temporalidad llega al 26,6% en la región, por encima de la media nacional, y los parados de larga y muy larga duración suponen el 45,7% de la población parada de Castilla-La Mancha, a pesar de que han descendido notablemente en el último trimestre y a lo largo del último año; en parte debido a los Planes de Empleo en los distintos municipios.

Por otra parte, UGT Cuenca ve positivo que crezca la ocupación en torno al 20% respecto al año anterior en la industria y en la construcción, donde son más frecuentes contratos duraderos y salarios más dignos que en las campañas estacionales. Además dichas campañas no han provocado fuerte contratación en la provincia: el sector servicios y el agrícola han descendido en ocupación en Cuenca un 3,72% y un 35,45% en comparación con el mismo trimestre del año anterior.

Por todo ello, Azcoitia reclama soluciones al nuevo Gobierno al impacto negativo que han dejado la crisis y las reformas laborales a través de la precariedad, así como medidas que incidan en el reparto de la riqueza y fijen población en los territorios. “Debemos frenar la pedida de población fijando empleo, ya que en la última década dos de cada cinco personas de entre 20 y 40 años se han tenido que marchar de la provincia por no poder tener aquí una vida digna”.

Deja un comentario