UGT solicita que se convoque con urgencia la mesa de negociación de la Administración General del Estado

Los representantes del sector Administración General del Estado (AGE) de FeSP UGT CLM consideran que sin más premura se deben recuperar los derechos relativos a las retribuciones en situación de enfermedad y el carácter máximo de la jornada de 37.5 horas.

Que el pasado 9 de marzo se firmara un acuerdo entre Administración y sindicatos que aún no ha sido desarrollado ha sido el motivo por el que UGT ha exigido al Gobierno que con urgencia convoque la mesa general de negociación de la Administración General del Estado, en la concentración celebrada hoy a las puertas de la subdelegación del Gobierno de Albacete y que forma parte de un conjunto de movilizaciones que se van a celebrar en todo el territorio español de 21 de mayo a 21 de junio.

Antonio Marín, responsable de Administración General del Estado de UGT en Albacete, ha manifestado que a pesar de que el acuerdo firmado supuso un paso importante es necesario que sea desarrollado sin más premura “ya que se deben recuperar los derechos relativos a las retribuciones en situación de Incapacidad Temporal, el carácter máximo de 37.5 horas de jornada laboral, así como la jubilación parcial de la que gozan los trabajadores de la empresa privada”.

Además de estas reivindicaciones también se ha reclamado por parte de Marín un incremento lineal de 200 euros para todo el personal de la Administración, llegando al salario mínimo de 1200 euros, una dotación presupuestaria de 100 euros por efectivo para iniciar el establecimiento de un primer tramo de una carrera horizontal, que en la Administración es inexistente, y que se acabe con la brecha salarial de funcionarios y laborales dentro de la misma Administración.

El responsable de AGE en Albacete ha subrayado la necesidad de poner en marcha el plan de estabilización de empleo público que acabe con la precariedad laboral de los interinos y que haya una tasa de reposición del 100 por cien en todas las Administraciones porque “los funcionarios somos la cara de la Administración y el Gobierno es el que recorta, no cubriendo las plazas vacantes que existen” ha manifestado.

Por su parte Carlos Álvarez, Secretario de AGE de la FeSP-UGT, ha sido tajante, al declarar que todo tiene un límite y el nuestro ya ha llegado. “Ahora, cuando la economía crece, no vamos a permitir que se excluya a los empleados públicos. Es el momento, tenemos que recuperar derechos, ya nos toca. Es urgente que se eliminen los descuentos cuando estamos enfermos”. “La brecha salarial en la AGE debe acabar –ha añadido el responsable de UGT- por eso, reivindicamos la homologación salarial de laborales y funcionarios”.

Álvarez ha hecho especial hincapié al subrayar que los empleados de la Administración General del estado han estado castigados de manera especial durante los últimos años por el estricto cumplimiento por parte del Gobierno de los parámetros de contención del gasto, tanto en la reposición de efectivos como en las condiciones retributivas, una situación que “debe llegar a su fin” ha concluido.

Deja un comentario