Castilla-La Mancha es, junto con La Rioja, la región con más siniestralidad con baja en el trabajo autónomo

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) a nivel estatal ha realizado un estudio sobre los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales de las trabajadoras y trabajadores autónomos durante 2017. El análisis se ha realizado sobre los datos de 220.000 autónomos en activo, casi un 7% del total de los autónomos afiliados al RETA y refleja que Castilla-La Mancha es, junto con La Rioja, la región que presenta más siniestralidad con baja en el trabajo autónomo.

En concreto, en nuestra región el porcentaje asciende a un 2,85% y a 38 accidentes con baja en 2017, mientras que en Madrid, la comunidad con mejores datos por este motivo, el porcentaje es de 0,89 con 33 accidentes.

Otra conclusión del estudio es que del total de accidentes en el trabajo y de enfermedades profesionales declaradas por los autónomos el año pasado el 38,82% terminan en baja. Además, la media nacional de  siniestralidad con baja ha descendido desde 2015 del 1,89% al 1,76 y solo el 2,75% de los casos acontecidos en estas categorías son enfermedades profesionales, algo que UPTA critica y achaca a “la escasa cantidad de las llamadas enfermedades profesionales a las que tenemos derecho reconocido los autónomos”.

Más autónomos en septiembre en Castilla-La Mancha

Los datos ofrecidos por el Ministerio de Empleo constatan que en CLM hay 499 autónomos más dados de alta en septiembre que en agosto. Por comunidades, Toledo gana 193, Albacete 126, Ciudad Real 120 y Guadalajara 87; mientras que Cuenca pierde 9. Según el secretario general de UPTA CLM, César García, “en general hay que felicitarnos por estos datos, aunque la situación de Cuenca sigue empeorando de manera preocupante”, ha afirmado.

Deja un comentario