Una FP de calidad para el desarrollo social y económico de nuestro país

• Más de 13 millones de españoles y 80 millones de europeos no han recibido una preparación específica para el desempeño de un puesto de trabajo.

• UGT reclama un Plan nacional de actualización y recualificación profesional que impulse el empleo y la economía en nuestro país.

• El sindicato demanda un impulso presupuestario y normativo para conseguir un sistema de Formación Profesional de calidad.

La Unión General de Trabajadores reclama un sistema de Formación Profesional (FP) estable, desde el punto de vista presupuestario y normativo, como instrumento fundamental para el desarrollo social y económico, la competitividad de las empresas, el crecimiento del empleo y el desarrollo personal y profesional de las personas.

Para UGT la formación no es la solución inmediata al problema del desempleo, pero sí un instrumento fundamental para ayudar a la mejora o mantenimiento del puesto de trabajo o para conseguir uno nuevo, en especial en un sector productivo distinto del de origen.

Por ello, resulta imprescindible reforzar o coordinar las distintas vías de adquisición de competencias, tanto la formación reglada como la formación no formal. Las medidas tendentes a reforzar la FP, abarcando la FP inicial y para el empleo, y dando cumplimiento a lo diseñado en el año 2002 por la Ley Orgánica de las Cualificaciones y de la Formación Profesional (Ley 5/2002).

El sindicato denuncia que hay más de 13 millones de españoles y 80 millones de europeos no cualificados, que no han recibido preparación específica para el desempeño de un puesto de trabajo. Resulta fundamental agilizar y mejorar los procedimientos de reconocimiento de la experiencia laboral y a la organización de las unidades de competencias que les permitan obtener un certificado de profesionalidad o un título de FP. En este sentido, UGT propone establecer dos velocidades, una dando respuesta a la demanda de los alumnos y de las empresas; y otra trabajando en un marco de actuación integrado, un Plan estatal de Educación-Formación y Empleo.

Plan nacional de actualización y recualificación profesional

Por ello, UGT considera necesario un “Plan nacional de actualización y recualificación profesional”, cuyo objetivo sea impulsar la actualización y recualificación profesional de los trabajadores. Un Plan negociado con los interlocutores sociales, en el marco del Diálogo Social, que permita utilizar de modo eficiente los recursos disponibles de los diferentes Ministerios, Administraciones Autonómicas y Administraciones Locales, en el ámbito de la mejora de la cualificación profesional de los trabajadores españoles.

Y cuyos objetivos específicos serían:

  • Acercar la FP a las necesidades de empresas y trabajadores, adecuando y actualizando el Mapa de Títulos y Certificados a las cualificaciones de los sectores que conforman el sistema productivo.
  • Potenciar la reincorporación de personas adultas a la Formación Profesional mediante el establecimiento de un sistema de Reconocimiento de Competencias Clave para la reincoporación a la ESO o a la FP, y permitir el acceso a los certificados.
  • Generalizar las convocatorias para Reconocimiento de los aprendizajes no formales e informales, en particular de la Experiencia laboral, elaborando en el Consejo General de la FP un calendario y prioridades, acordado con las CCAA y considerando las aportaciones de los Agentes Sociales (patronal y sindicatos); estimulando la utilización de los Permisos Individuales de Formación con este fin; y poniendo en marcha un Sistema integrado de Información y Orientación Profesional.
  • Seguir promoviendo una Formación Profesional para el Empleo vinculada al Catálogo Nacional de las Cualificaciones, ofertando Unidades de Competencia o Certificados de Profesionalidad. Se precisa tener el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales actualizado y agilizar los procedimientos para actualizar los instrumentos que lo materializan: Certificados de Profesionalidad y Títulos de FP.
  • Un sistema administrativo común para la ordenación y gestión de la Formación Profesional, que asuma todas las competencias en la ordenación de la FP, con rango suficiente para coordinar a las CCAA (Conferencias sectoriales de Educación y de Trabajo) y a los Ministerios afectados, apoyándose en el Consejo General de la FP.
  • Promover la Formación Profesional Dual de modo coordinado entre los diversos Ministerios implicados, estableciendo medidas de estímulo para la implicación de las empresas, especialmente de las pymes, en esta modalidad formativa. En este punto, se precisa un nuevo desarrollo normativo de esta modalidad de Formación Profesional Dual, que debe incluir, a juicio de UGT, el contrato de trabajo y la participación del sindicato en el seguimiento de los alumnos.
  • Coordinar los distintos subsectores de la FP con las políticas del Gobierno para fomentar el aprendizaje a lo largo de la vida.

Para UGT, es fundamental el compromiso de todos los agentes implicados en la Formación Profesional con el objetivo de dotarla del prestigio y reconocimiento que merece. Y, para ello, se precisa una FP de calidad, con objetivos concretos y evaluables que pueda medir su impacto en el impulso del mercado de trabajo.

Deja un comentario