FeSP UGT se niega a retroceder décadas en las funciones de los agentes medioambientales como Policía Judicial

La ley de Montes de 2006 atribuye a los agentes medioambientales y forestales las funciones de vigilancia del medioambiente en coordinación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El Sindicato Profesional de Agentes Medioambientales de FeSP-UGT CLM critica el anuncio que esta semana hizo el secretario general del PP en CLM, Francisco Núñez, de modificar la Ley de Caza de la región para que los agentes medioambientales dejen de tener las competencias de Policía Judicial que les otorga la Ley de Montes aprobada en 2006 con Cristina Narbona.

El portavoz de UGT de este colectivo, José Azcoitia, ha defendido la labor de los agentes medioambientales y forestales y se ha negado a que “ningún partido nos deje como los guardas forestales de hace 50 años sin poder actuar contra los delitos que se producen en nuestros montes, que deben ser de todos”. Además ha recordado a Núñez que una Ley de Caza regional no puede ir contra una norma de rango mayor como es la Ley de Montes estatal: “Respete el marco legal y no intente bordearlo o incluso saltárselo”, ha declarado.

Azoitia ha afirmado que “no nos sorprende la propuesta porque es lo que ya hicieron con Tejerina en 2015 vía modificación de ley para favorecer intereses sectoriales y empresariales”; aunque actualmente está vigente lo dispuesto en la ley inicial tras una enmienda transaccional. El texto inicial reconoce a los agentes medioambientales y forestales la función de vigilancia del medio ambiente y detalla que “actuarán de forma auxiliar con los jueces, tribunales y Ministerio Fiscal y de manera coordinada con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad según su legislación orgánica reguladora”.

“Los delitos medioambientales no pueden quedar impunes”

El portavoz ha asegurado que los agentes medioambientales realizan sus funciones de manera eficaz y eficiente en CLM y que en estos años han detectado desde delitos contra la fauna y la flora protegida hasta urbanísticos. “Hemos denunciado multitud de envenenamientos, la muerte de linces y de águilas imperiales, vertidos contaminantes, caza furtiva y construcciones ilegales. Si nos quieren quitar de en medio por algo será”, ha declarado.

Por todo ello Azcoitia ha señalado que eliminar las funciones policiales de los agentes medioambientales no solo sería un perjuicio para el medio ambiente sino también para los ciudadanos y, sobre todo, para los que ejerciendo su derecho del artículo 45 de la Constitución quieran disfrutar de los montes.

“No obstante, estaremos encantados de explicar al PP lo que es un agente medioambiental y cómo trabajamos”, ha concluido.

Deja un comentario