UGT traslada las protestas del personal laboral de los centros educativos al consejero de Hacienda y le pide jornadas completas

Luis Manuel Monforte, secretario regional del Sector Autonómico y Sociosanitario de FeSP UGT CLM, ha explicado la discriminación que sufren los auxiliares técnicos educativos, los cocineros, los técnicos en jardín de infancia y  los técnicos en lenguaje de signos a pesar de haber aprobado la oposición como el resto del personal laboral de la JCCM.

FeSP UGT CLM ha trasladado esta mañana en la Dirección General de Función Pública las protestas del personal laboral de los centros educativos de CLM y le ha pedido al consejero de Hacienda que cumpla con las promesas hechas en mesa de negociación.

Mediante 150 cartas de los trabajadores afectados FeSP UGT ha exigido que la Junta transforme en jornadas completas todos los puestos fijos-discontinuos y parciales  y que convoque a los representantes de los trabajadores a la mesa de negociación para solucionar la situación de discriminación que viven actualmente auxiliares técnicos educativos, cocineros, técnicos en jardín de infancia y técnicos de lenguaje de signos.

“Han aprobado su oposición como el resto, no es justo que se les discrimine por prestar sus servicios en centros educativos y tener vinculado su contrato al curso y horario escolar, lo que les obliga a ir al paro en julio y agosto” ha declarado el secretario regional del Sector Autonómico y Sociosanitario de FeSP UGT CLM, Luis Manuel Monforte.

El 81% de los trabajadores no docentes de centros educativos sufren las discriminaciones

El personal laboral de la JCCM que trabaja en centros educativos como empleados no docentes asciende a 684, de los cuales 554 (el 81%) son los que tienen las condiciones más precarias. Estas son: jornadas semanales de 30 horas, desempleo en verano, salarios más bajos que el resto del personal laboral (700 en total en CLM), menos participación en los centros, menos antigüedad, perjuicio en el cálculo de las prestaciones de la seguridad social, dificultades de acceso a la jubilación parcial y obligatoriedad de realizar la declaración de la renta pese a no ser necesario por ingresos; entre otros aspectos.

“Hemos pedido acabar con esta discriminación en todas las mesas de negociación desde que las competencias en educación pasaron a la comunidad autónoma pero vemos que termina la legislatura y las promesas se quedan en el aire”, ha declarado Adoración Muñoz, secretaria regional de Salud Laboral de FeSP UGT CLM. La cual ha detallado también que la categoría más afectada es la de auxiliar técnico educativo, en la que 451 personas (el 66% de la plantilla), soportan cada año estas discriminaciones. “Esperemos que el consejero y el director general de Función Pública pongan atención a estas cartas y nos reúnan cuando antes en la mesa de negociación”, ha afirmado.

Deja un comentario