UGT CLM defiende que un acuerdo previo de derogación de la reforma laboral movilizaría el voto de trabajadoras y trabajadores

En las jornadas celebradas ayer junto a la UCLM los expertos expusieron algunos de los problemas de nuestro sistema de relaciones laborales: la devaluación de la negociación colectiva; los despidos más baratos y ejecutados de manera unilateral por las empresas; el modelo de representación de los trabajadores; los retos de la robotización del trabajo y los derechos digitales de los trabajadores y la destrucción del multilateralismo en organismos como la OIT.

UGT CLM celebró ayer las primeras jornadas “Presente y futuro del sindicalismo en el siglo XXI” junto a la UCLM, en las que el vicedecano de Derecho de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de Toledo, Ricardo del Estal; el secretario de Administración de UGT CLM, Alberto Sánchez; y el secretario de Política Internacional de UGT, Jesús Gallego; introdujeron los retos del sindicalismo y los problemas en el mercado de trabajo.

UGT señaló la devaluación de la negociación colectiva y el resto de aspectos que conllevó la reforma laboral como los principales problemas de nuestro sistema de relaciones laborales y defendió que un acuerdo previo de derogación de estas medidas movilizaría a las trabajadoras y trabajadores en las elecciones del próximo 10 de noviembre. En este sentido, María Higinia Ruiz, técnica del Servicio de Estudios de UGT, habló de falta de voluntad para derogarla a pesar de las negociaciones tras la moción de censura y recordó que solo se llegó a un acuerdo entre Gobierno y sindicatos en algunas medidas como el registro diario de jornada, aunque no en los términos propuestos por UGT y CCOO.

Rosario Gallardo, profesora del Derecho del Trabajo de la UCLM, afirmó que la temporalidad se ha convertido en algo estructural en España y sostuvo que es “indiscutible” la necesidad de revertir la reforma laboral de 2012. “Hay que eliminar la prioridad de aplicación del convenio de empresa sobre el del sector; recuperar la ultractividad de los convenios y dotar de garantías las cláusulas de descuelgue”. Además de plantear reformas en el modelo de representación de los trabajadores por los más de dos millones de trabajadores que actualmente quedan excluidos de él.

Por otra parte, el director de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en CLM alertó de que el 35% de los puestos de trabajo están amenazados por la digitalización, que afectará a los menos cualificados, y que este futuro cada vez más cercano exige una política de estado. Explicó que la robotización del trabajo no pude suponer la eliminación de los trabajadores favoreciendo la libertad de empresa en detrimento del derecho al trabajo y mostró su preocupación por los derechos digitales. “En España hay una falta absoluta de conciencia y de respeto a la jornada de trabajo y con la digitalización van a ir en aumento los riesgos psicosociales”, detalló.

El sindicalismo en el Siglo XXI: internacionalismo y hermanamiento con los movimientos sociales

Amparo Burgueño, secretaria confederal de UGT, y Jesús Gallego, secretario de Política Internacional de UGT, reflexionaron sobre los retos del sindicalismo en el Siglo XXI. Destacaron la necesidad de adaptarse a los nuevos tiempos y de ir de la mano de los movimientos sociales a nivel internacional porque la lucha es contra el modelo que se quiere imponer a la clase trabajadora en los próximos años. Gallego alertó del agotamiento del modelo económico actual y de la pretensión por parte de algunos Gobiernos y patronales de eliminar el multilateralismo en la OIT, algo que solo conllevaría aumentar las desigualdades en las futuras crisis: económica y climática.

Deja un comentario